OnePlus One Review parte 1: Diseño, Pantalla y Software


En Diciembre del año pasado teníamos la primera noticia de un nuevo fabricante de móviles chino. Una compañía dispuesta a cambiar las reglas del juego. Su objetivo era ofrecer un terminal de gama alta, que no hiciera concesiones a nivel de hardware, diseño o uso, a un precio justo.

El OnePlus One es la materialización de estas buenas intenciones y ahora tenemos la posibilidad de probar si se cumplen todas las promesas, que no fueron pocas, que se hicieron desde la compañía.

OnePlus-One

Diseño y construcción excelentes

Con unas medidas más generosas de lo esperado, el One, resulta ser un terminal tan bien construido y diseñado que nos hace olvidar que estamos ante un smarphone de 5.5 pulgadas. No es el más delgado, ni el que mejor aprovecha la superfice frontal y sin embargo se hace muy cómodo en las manos y fácil de transportar en el bolsillo.

La disposición de los botones es correcta. No tanto la de su cámara en su parte trasera, tan cerca del borde que las manos del fotógrafo tienden a salir en las fotos, obligando a agarrar el teléfono de forma incómoda para evitarlo.

En general, en este apartado tal vez no hayan conseguido la revolución que prometían pero desde luego han conseguido una calidad de construcción excelente y unas medidas notorias: 152.9 x 75.9 x 8.9 mm y 162 gramos de peso.

OnePlus-One-trasera

Pantalla con claroscuros

OnePlus eligió para su One un panel IPS de 5.5 pulgadas fabricado por Japan Display Inc. Podemos esperar de él lo mismo que de cualquier otro panel IPS de calidad: unos amplios ángulos de visión y una buena reproducción del color.

Pero para este panel en particular hay que comentar algunas cosas negativas. El primero que aunque no está presente, o si lo está, es inapreciable en nuestra unidad, es el tema de las pantallas amarillas. Un número de usuarios se han quejado de ciertos tintados en la parte baja de sus pantallas y las soluciones por parte de Oneplus no han sido del todo satisfactorias.

Un segundo tema a tratar es el del panel táctil debajo de la pantalla, algo tosco para mi gusto. Con tamaño de pantalla tan grande, y manos pequeñas, es necesario una sensibilidad muy ajustada y no lo está. Algo que se acrecenta si ponemos un protector de pantalla haciendo que más de una vez sea necesario repetir la pulsación en la pantalla.

También es mejorable la visibilidad en exteriores. No es que tenga un brillo bajo, pero el efecto espejo es muy acusado y el modo automático gestiona a la baja la luminosidad, haciendo necesario darle más brillo  de forma manual. Este detalle no nos cabe duda de que se arreglará en próximas actualizaciones.

oneplus_one_banner_twitter

Experiencia de uso

El hardware de OnePlus está fuera de toda duda, viene con lo último: chipset Snapdragon 801 con 3 Gb de RAM y opciones de 16 /64 Gb de almacenamiento que rinden teóricamente de manera formidable. Pero los test sintéticos no representan la experiencia de uso real de un dispositivo, por lo tanto valen de poco y los vamos a obviar.

A la hora de manejar el dispositivo nos encontramos que el Android bajo el  Cyanogen Mod 11S se mueve bien aunque habrá  que reconocerle a los más exigente que algunas transiciones son a veces bruscas o que hay cierres inesperados de aplicaciones.cyanogen_bootscreen

Cyanogenmod 11S, un buen comienzo

En nuestro primer contacto con el Cyanogen mod 11S nos encontramos con una capa de personalización muy ligera, mucho más sobria que la MIUI de Xiaomi. Entre los añadidos que proporciona, destaca el gestor de themes (que podremos adquirir desde la propia tienda de la compañía), con el que podemos cambiar la apariencia de nuestro dispositivo: iconos, walpapers, pantallas de bloqueo o transiciones de forma independiente.

Otros parámetros modificables permitidos por esta ROM son tan útiles como el calibrado personalizado de la pantalla de manera que podremos elegir el contraste o saturación de colores que más nos convenza.

Otra de la novedades del CM11S es la posibilidad de realizar gestos en la pantalla cuando está apagada para iniciar alguna aplicación desde el bloqueo. Por defecto si dibujamos un 0 en la pantalla del One se despertará directamente con la cámara y si dibujamos una V activaremos la linterna sin que la pantalla de one se llegue a encender. Una curiosidad más que algo realmente práctico.

En cuanto a las cosas que hecho de menos, aparte de una mayor personalización en general, es un apartado de notificaciones desde donde gestionarlas.

Junto con el sistema operativo hay vienen una serie de aplicaciones propias, que en general les faltan  un par de actualizaciones. La galería está bien no podemos crear grupos de fotos y al reproducir un vídeo desde ella la rotación de la pantalla no es automática. Mucho más trabajada está la aplicación audioFX que nos permite ecualizar la reproducción del sonido de manera profusa.

Y hasta aquí la primera parte de nuestro análisis del One. Dentro de poco os ofreceremos nuestras impresiones de la cámara, batería, sonido y demás apartados.

 

Tagged

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Only registered users can comment.