Review: Xiaomi Redmi Note. Una gran phablet


Xiaomi_Redmi_Note_delantera

Cuando Xiaomi ya tenía el prestigio a base de hacer terminales de altas prestaciones con componentes de renombre decidió lanzar la gama Redmi, de precio muy ajustado, para dar un paso más en popularidad.

Las claves eran mantener un estándar de calidad alto aunque se usen componentes más baratos como los chipsets Mediatek, apostando a que el software de la casa sería capaz de mantener la sensación premium a pesar de los recortes.

Hoy tenemos al tercer componente de esta familia low cost, el Redmi Note, una phablet de 5.5 pulgadas que se puede adquirir por poco más 150 euros. ¿Será capaz de Xiaomi de impresionarnos?

Xiaomi_Redmi_Note_frontal

 

Características Xiaomi Redmi Note

Pantalla • 5.5 pulgadas: 1280 × 720 píxeles IPS
Chipset • MT6592
CPU • 8 núcleos Cortex A7@1.7 GHz
GPU • Mali-450 MP4@700 Mhz
RAM • 2 Gb
Almacenamiento • 8 GB ampliables, mediante microSD (libre de serie 5.8 Gb)
Cámara trasera • 13 megapíxeles
Cámara frontal • 5 megapíxeles
Batería • 3200 mAh
Tarjeta SIM • Doble SIM
Dimensiones • 154 x 78.7 x 9.45 mm
SO • MIUI V5 Android 4.2.2 Jelly Bean

 

Calidad de construcción

El Xiaomi Redmi Note es un terminal de diseño sobrio pero bien construído. El uso del policarbonato era un necesidad que está muy bien resuelta, no hay crujidos o holguras, el tacto que proporciona es agradable y se augura durable.

Si hablamos de las dimensiones, no cabe duda de que se trata de un terminal grande: 154 x 78.7 x 9.45 mm, y por desgracia también pesado: 199 gr. Sensación que se verá incrementada si ponemos una funda o carcasa protectora, imprescindible para no romperlo en la primera caída.

Xiaomi_Redmi_Note_lateral

Sus únicos botones, el de encendido y el clicker de sonido, se sitúan el borde derecho demasiado cerca uno del otro, siendo imposible, para mi, no apretar con frecuencia uno cuando quiero apretar el otro.

 

Pantalla

Xiaomi_Redmi_Note_pantalla

Empezaré por la más obvio, con sus 5.5 pulgadas, tiene una pantalla muy grande. Muchos pensarán al ver semejante panel que esto se nos está lleno de las manos. Y en parte tienen razón, manejarlo con una mano puede ser complicado. Por contra, navegar con él es una gozada, las páginas se muestran prácticamente sin necesidad de hacer zoom.

El panel en cuestión es un IPS de solo 1280 x 720 píxeles de resolución, una cantidad que pensaba se podía quedar escasa con tantas pulgadas, pero debo reconocer que no es así. Si lo ponemos lado a lado con el panel de la misma resolución pero 4.7 pulgadas del Nexus 4, notaremos, evidentemente, que la mayor densidad de píxeles de este da unos imágenes más nítidas. Pero por sí solo el Note suficientemente definido, sin que podamos ver píxeles sueltos.

Xiaomi_Redmi_Note_trasera

En brillo vuelve a ver superado por el Nexus 4, que se ve mejor a pleno sol. Además este reproduce unos blancos más puros y unos negros más profundos, mientras que el resto de colores parecen algo más contrastados y vivos en el Note.

En conjunto considero que la pantalla del Xiaomi Redmi Note cumple notablemente con su comedido, era el punto sobre el que tenía más reservas y aunque los 1080P le hubieran sentado bien, considero que la solución de elegida es satisfactoria.

 

Benchmarks

El Note rinde de forma excelente en todos los test sintéticos que hemos realizado. Sobre el papel la solución de Mediatek de replicar 8 núcleos Cortex A7, ya veteranos y superados por otras opciones más eficientes y potentes, es una buena jugada.

Destaca especialmente en AnTuTu, donde obtiene cerca de 28.000 puntos.

 

Sonido

Xiaomi_Redmi_Note_trasera_3

El Xiaomi Redmi Note cuenta con un un altavoz en su parte trasera que proporcionan un sonido alto y suficiente nítido, no se puede comparar al de HTC One pero tampoco lo intenta. La reproducción de sonido mediante auriculares es la que cabe esperar de un smartphone a día de hoy, con el añadido de se lleva especialmente bien con los Xiaomi Piston 2 que analizamos hace poco, pudiendo elegir incluso la configuración de los distintos botones de los cascos.

 

Batería

Xiaomi_Redmi_Note_trasera_2

Tenía mucho interés en conocer la autonomía de un dispositivo con el chipset octacore de Mediatek y una batería tan grande (3.200 mAh). Ya habíamos probado el Much i5s, híbrido entre consola y smartphone con 3.500 mAh de batería y chipset quadcore.

El resultado es más o menos el que esperaba: aguantará holgadamente un día de uso. Pero el MT6592 consume, lógicamente, más que sus hermanos de 4 núcleos. Esta combinación de batería y procesador arroja en los test de autonomía 289 min, unas 4.8 horas, cuando navegamos mediante Wifi con brillo al 50%, y 265 min, 4.3 horas en la reproducción de vídeo. Son buenos datos.

 

GPS

Los problemas de los chipset Mediatek con el GPS parecen cosa del pasado. En el Xiaomi Redmi Note el GPS funciona perfectamente, encuentra los satélites rápido y nos sitúa correctamente.

 


 

Cámara

Xiaomi_Redmi_Note_camara

El Note cuenta con dos cámaras, un delantera de 5 megapíxeles en la que no me voy a parar, y una trasera de 13 megapíxeles dotada de un flash LED. Las fotos que obtenemos de esta última son en general de buena calidad, especialmente me gusta la exposición que se consigue con el modo HDR, aunque, como siempre, hay lugar a matices.

IMG_20140628_183701_HDR

Un buen ejemplo de macro y HDR

En situaciones de poca luz el sensor muestra una buena cantidad de ruido. Las fotos MACRO son muy buenas pero hay que enfocar a ojo porque el “motor de enfoque” da por enfocado imágenes que claramente no lo están.

La grabación en vídeo, tanto en 720P como en 1080P es muy satisfactoria, sin que se puedan apreciar efectos de shutter rolling.

 

Software

Tengo sensaciones encontradas con respecto a mi primer contacto con el MIU V5, la rom personalizada con la que Xiaomi viste a todos sus terminales. Pero antes de nada, decir que esta aún no tiene traducción oficial al español y es una comunidad española Miui.es la que se encarga de traducirla del Chino e Ingles al idioma de Cervantes. Su trabajo es encomiable y mientras escribo estas líneas habrán traducido la siguiente versión (la 23) que ya está disponible en inglés.

En ciertos aspectos creo que la ROM MIUI supera claramente a la versión de stock de Android, como es el caso del apartado visual o de personalización. Opciones como la de poder añadir los accesos directos que más nos interesen en los menús desplegables o lo completo del apartado de configuración, que, por ejemplo, permite elegir el nivel de volumen para cada tipo de notificación, deberían venir de serie con Android.

El problema es, aunque se acerca, la MIUI no consigue aprovechar tan bien el hardware como lo hace Google con sus Nexus. Hay pequeños tirones y retrasos en el potente octacore de Mediatek que no esperaba encontrar. Pero esto es hilando muy fino y creo que no habrá problemas para pulirlo en las próximas actualizaciones con las que Xiaomi nutre a sus dispositivos.

Sobre el software que viene de serie, ya es cuestión de gustos, el servidor de correo funciona muy bien, pero no se puede comparar con el Gmail, lo mismo para la app de notas, muy lejos de gran Google Keep. En otras, como el reproductor de música, no me inclino tan claramente hacia la propuesta de Google. Visualmente la app de Xiaomi me gusta y el hecho de que busque la letras de las canciones  es un detalle interesante.

 

En resumen

El Xiaomi Redmi Note es una phablet con todas las letras. Es cierto que es grande y pesada, pero es casi lo único que se le puede echar en cara. Tiene todo lo que se le puede pedir a uno de estos dispositivos: su pantalla se ve bien, tiene potencia y cuenta con una batería de gran capacidad. Por un precio realmente bajo, poco más de 150 euros, es una muy buena opción.

 

 Lo mejor  Lo peor
 Su precio  Pesado y grande
 Potencia bruta  El rendimiento debe mejorar
 Gran batería

 

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Only registered users can comment.